FANDOM


La aventura continúa... y esta vez Link no está sólo
— Trailer de The Legend of Zelda: Four Swords Adventures

The Legend of Zelda: Four Swords Adventures (ゼルダの伝説4つの剣+ Zeruda no Densetsu: Yottsu no Tsurugi en japonés) es la undécima entrega de la saga de Zelda. Lanzado para la Nintendo GameCube en Japón el 18 de marzo 2004, en América del Norte el 7 de junio de 2004, y en Europa el 7 de enero de 2005. Para jugar se debe utilizar la Game Boy Advance y el cable para conectarla a la GameCube.

HistoriaEditar

La historia comienza con la tierra de Hyrule en un estado de miedo debido a los sucesos extraños que han ocurrido en los últimos días. En una noche de tormenta, la Princesa Zelda y las doncellas del santuario temen que el motivo de estos acontecimientos sea que el sello de Vaati se está debilitando. Se convoca a Link y va al castillo para que pueda protegerla a ella y a las otras doncellas mientras abren el portal al Santuario de la Espada Cuádruple. Cuando lo hacen, sin embargo, una figura oscura aparece en el portal.
225px-Artwork Four Swords Adventures
Esta figura resulta ser Link Oscuro, quien secuestra a las doncellas y las sella en cristales. Link lo sigue hasta el santuario donde extrae la Espada Cuádruple para destruir a esta versión malvada de sí mismo. Cuando lo hace, Vaati es una vez liberado y causa estragos en el reino.

A medida que avanza el juego, Link se entera de que la creación de su homólogo malvado y la liberación de Vaati es sólo una pequeña parte en un complot para tomar el control de Hyrule. Las cosas se complican cuando la dimensión del Mundo Oscuro aparece y la gente está siendo secuestrada a lo largo de Hyrule. Link se entera de que los Caballeros de Hyrule misteriosamente desaparecieron, pero las versiones malvadas de ellos están creando estragos. El castillo ha sido tomado y los monstruos aparecen por todas partes.

Se revela más adelante en el juego que el verdadero villano no es otro que Ganon, Rey de las Tinieblas. Ha robado un poderoso tridente que utilizó para tomar el control de partes de Hyrule. También robó el Espejo Oscuro, usándolo para crear a Link Oscuro y luego mandarlo a secuestrar a las doncellas, obligando a Link a sacar la Espada Cuádruple, liberando a Vaati. Ganon quería hacerse con el control total de Hyrule y construir un ejército. Para ello, quiere tomar el control del poder a las doncellas, así como secuestrar a gente y enviarlos al Mundo Oscuro, donde se convertiría en parte de su ejército. Vaati, sin saberlo, amplió sus planes al crear monstruos que añadir a su ejército. También se revela que los Caballeros de Hyrule fueron asesinados por Ganon y sus almas fueron atrapadas en el Mundo Oscuro donde se convirtieron en criaturas de la oscuridad. Link finalmente salva a las doncellas, recupera el Espejo Oscuro, destruye a Link Oscuro y Vaati, y se enfrenta a Ganon en un momento decisivo. Link derrota a Ganon y lo sella firmemente en la Espada Cuádruple. Vuelve la paz a Hyrule y la gente celebra que todos los rastros del mal que afectaron a Hyrule han sido vencidos.