FANDOM


The Legend of Zelda: Spirit Tracks (ゼルダの伝説 大地の汽笛, 'Zeruda no Densetsu Daichi no Kiteki') es la decimoquinta entrega de la saga de Zelda, lanzado para la Nintendo DS el 7 de diciembre de 2009. Los detalles sobre el juego fueron revelados por Satoru Iwata en la Game Developers Conference 2009. Spirit Tracks fue puesto en exhibición en la Electronic Entertainment Expo.

Secuela directa de The Legend of Zelda: Phantom Hourglass, se establece un centenar de años después de los acontecimientos de su predecesor en la nueva tierra descubierta por Link y Tetra, Nuevo Hyrule. Spirit Tracks utiliza el mismo estilo gráfico y muchas características del juego Phantom Hourglass. Una diferencia importante de Phantom Hourglass, así como de The Legend of Zelda: The Wind Waker, es el viaje en tren a través de Hyrule, en vez de en barco. También es el primer juego canónico que permite al jugador controlar a la Princesa Zelda.

HistoriaEditar

Editar

Spirit Tracks es la secuela directa de Phantom Hourglass. Después de derrotar a Bellum en el mundo del Rey del Mar, Link, Tetra y su banda de piratas finalizan su búsqueda descubriendo una nueva tierra donde construirán un nuevo Hyrule restablecimiento la monarquía de la Familia Real de Hyrule.

215px-Prologo ST
A partir de entonces transcurrió una época de paz, en la que los espíritus del bien vigilaban al pueblo de Hyrule. Sin embargo, esta paz llegó a su fin cuando el Rey Demonio, Mallard, apareció tratando de destruir toda la tierra.

Los espíritus del bien descendieron de los cielos para luchar contra este enemigo, teniendo éxito al someter al enemigo, pero no pudieron acabar con él. En su lugar, sellaron a Mallard en las profundidades de la tierra, forjando numerosas vías de tren que servirían como su celda, y una enorme Torre de los Dioses fue erigida para mantener el sello. Sin embargo, el poder de los espíritus se agotó durante la batalla con Mallard, y ascendieron a los cielos, dejando a Hyrule desprovisto de espíritus y demonios, en las manos del pueblo elegido de Hyrule. A medida que pasaba el tiempo, el nuevo Hyrule se convirtió en un reino próspero, y las vías utilizadas para encarcelar a Mallard pasaron a ser pistas para una nueva maravilla tecnológica, el tren.

BúsquedaEditar

El juego comienza con un nuevo Link que debe viajar al Castillo de Hyrule para asistir a una ceremonia de graduación donde recibirá el Título de Maquinista de manos de la mismísima Princesa Zelda. A medida que premia a Link con el título, con una música sospechosa aparece Makivelo pidiendo a la princesa que no se demore más.

210px-Zelda y Link Salon Trono ST
Antes de irse, Zelda pide a Link que tome un camino oculto en el castillo y se reúna con ella en secreto. Al hacerlo, Zelda le dice que las vías sagradas están desapareciendo misteriosamente de la tierra de Hyrule. Zelda pide a Link que la escolte hasta las afueras del castillo, que está bajo una severa vigilancia. Zelda y Link consiguen salir del Castillo engañando a los guardias gracias al Uniforme de Aprendiz utilizado por Link.

Después de su éxito, los dos finalmente salen de la Ciudadela de Hyrule, donde se encuentran con Bigboy, el maquinista mentor de Link. Como Bigboy fue una vez un soldado, ayuda a escapar a Zelda y Link en un tren hacia la Torre de los Dioses, pero a medida que se acercan a ella, las vías comienzan a desaparecer, siendo derribado el tren. Después de un accidente a mitad de camino, Makivelo y su misteriosa mano derecha, Táligo, aparecen. Makivelo revela su verdadera apariencia, mostrando sus dos cuernos demoníacos escondidos debajo de su sombreros, así como sus intenciones de liberar a Mallard de su cautiverio y usar el cuerpo de Zelda para albergar su espíritu.

200px-Artwork Spirit Tracks
Táligo derrota fácilmente a Bigboy, y Zelda es capturada, Link intenta detenerlo, pero es también es fácilmente vencido por Táligo. Makivelo separa rápidamente el cuerpo de Zelda de su espíritu con un hechizo. Link impotente para detenerlos, queda inconsciente.

Cuando Link despierta, se encuentra en el Castillo de Hyrule. Poco después, el espíritu de Zelda aparece en el castillo, tratando de llamar la atención de los guardias, que no son capaces de verla. Link sigue al espíritu de Zelda a sus aposentos, donde ella queda sorprendida al ver que ella es como si estuviera muerta, y Link aparentemente es la única persona capaz de ver su espíritu. Ellos deciden buscar la ayuda de la sabia Trenebunda en la Torre de los Dioses. Con la ayuda de Zelda, Link encuentra una espada, y aprende su uso gracias a Russell. Tras esto, se reúnen con la sabia Radiel en la Torre de los Dioses. Ella les informa de los planes de makivelo, y les dice que deben restaurar las vías sagradas para mantener el sello en Mallard encontrando las Litografías Sagradas y eliminando la maldad que ahora habita en los templos de Hyrule. En la Torre de los Dioses, mientras tratan de recuperar la primera litografía, Zelda descubre que es capaz de habitar y controlar el cuerpo de los Espectros para ayudar a Link en su búsqueda.

Batalla FinalEditar

Link y Zelda recorren Hyrule superando los distintos templos, así como volviendo a la Torre de los Dioses para obtener nuevas litografías, restaurando las vías sagradas. Después de recuperar la última litografía, al seguir ascendiendo por la Torre de los Dioses, Táligo aparece frenandoles el paso.

150px-Batalla Táligo
Radiel aparece en el último momento, cuando Táligo está a punto de eliminar a Link. Radiel explica que él era en realidad su antiguo aprendiz y un Trenebundo que se había apartado de sus funciones. Ella teletransporta a Link y Zelda a la entrada de la torre para que restauren las últimas vías sagradas, mientras ella tiene aparente una batalla con su antiguo aprendiz. Volviendo a la Torre después de superar el Templo del Fuego, suben una vez más, teniendo que enfrentarse a Táligo (quien aparentemente ha derrotado a Radiel). Tras derrotarle, Link y Zelda descubren que Makivelo ha finalizado el proceso y Mallard a poseído el cuerpo de Zelda. Táligo le pide a Mallard que le conceda el poder que siempre ha querido, pero Mallard ataca a Táligo, casi matandolo, y luego se marcha con Makivelo en el Tren Diabólico. Radiel llega, al parecer ha sobrevivido a su batalla con Táligo, a pesar de que está gravemente herida. Ella explica que Link debe buscar el Arco de Luz, la única arma que puede dañar a Mallard, la cual está en el Templo de las Arenas.

Con el Arco de Luz recientemente adquirido, la Espada Espectral (dada a Link por parte de Radiel) y la Brújula de Luz (para ayudarles a encontrar al Tren Diabólico), el dúo, junto con Radiel y un inconsciente Táligo, se adentran en el Mundo Oscuro para hacer frente a Mallard y Makivelo.

215px-Link y Zelda vs. Mallard ST
Link dispara una Flecha de Luz, expulsando a Mallard del cuerpo de Zelda. Cuando Mallard intenta volver a ingresar en el cuerpo, Táligo se interpone en el camino del hechizo, sacrificándose por Zelda, lo que permite a ella recuperar su cuerpo. Sin cuerpo disponible, Mallard se introduce en el cuerpo de Makivelo, transformándose en una bestia gigante. Link desvía las bolas de fuego que manda la bestia, dando tiempo suficiente a Zelda para usar su poder sagrado e identificar su punto débil, siendo este su espalda. Mientras Link distrae a Mallard, Zelda dispara flechas con el Arco de Luz a Mallard cuando se lo encuentra de espaldas. Con Mallard debilitado, Radiel revela cuando el mundo sea seguro, ella y los Trenebundos, junto con el espíritu de Táligo, pueden dejar el mundo al cuidado de Zelda y Link. Dependiendo de la elección de Link antes de la destrucción de Mallard, hay tres posibles finales.